Razones por las que deberías comer más aguacate

El aguacate es uno de los alimentos más ricos de nuestra dieta, incluirlo en tus platos no sólo les da un sabor especial, sino que además le brinda diferentes beneficios a tu salud.

Los aguacates son una gran fuente de luteína, un carotenoide que funciona como antioxidante, y zeaxantina, que ayudan a proteger los ojos contra diversas enfermedades, como las cataratas y la degeneración macular.

El aceite de aguacate puede combatir los radicales libres que son dañinos y están vinculados al envejecimiento prematuro de la piel.

El aguacate contiene mucho potasio (14% de la dosis recomendada en 100 gr); varios estudios muestran que un alto consumo de este mineral está vinculado a la reducción de la presión arterial, un factor de riesgo para ataques al corazón.

Debido a que ralentizan la digestión y ayudan a impedir los picos de azúcar en la sangre después de comer. Una dieta alta en grasas “buenas” puede también auxiliar a revertir la resistencia a la insulina, lo que a largo plazo se convierte en niveles de glucosa estables.

Gracias a su alto contenido de ácido oleico y antioxidantes, comer aguacates en tus platillos ayuda a reducir el daño renal asociado con la diabetes, al igual que los efectos perjudiciales para el hígado diabético.