10 razones para tomar agua de limón tibia en ayunas

junio 22, 2016

La belleza empieza en la forma de alimentarnos. No nos referimos a tener una dieta establecida para ser delgados. Al contrario. Si comemos los suficientes nutrientes eso se reflejará en nuestro humor y estado físico y mental. Y si todo lo anterior está en equilibrio, a eso se le llama belleza.

Una gran forma de comenzar el día de la manera más saludable es tomar un vaso de agua de limón tibia. ¿Por qué? A continuación las diez razones para que te convenzas y empieces ¡YA!

1. Hidrata. Si tenemos que tomar tres litros de agua al día, este es el primer paso. Es el mejor rehidratante después de todas las horas de sueño que pasaste sin ingerir nada. También es una muy buena forma de preparar el estómago para disfrutar un delicioso desayuno.

2. Mejora el aliento. Es como una alternativa natural a los enjuagues bucales. Además limpia y ayuda al dolor de dientes y gingivitis. Lo mejor de todo es como contiene antioxidantes y componentes antibióticos que eventualmente también pueden eliminar otros olores del cuerpo.

3. Puede ser un sustituto de la cafeína. Tomar café todos los días nos perjudica más que beneficiarnos. Esta bebida es diurética, por lo tanto nos provoca ir al baño más seguido de lo que deberíamos. Esto puede causar deshidratación y definitivamente llegar al punto en donde “necesitamos” otra taza porque “ya se nos pasó el efecto”. Probablemente la limonada no nos dará un rush de energía, pero definitivamente nos hidratará y nos ahorrará todas esas cuentas en Starbucks.

4. Limpia nuestro sistema. Aunque también sea una bebida diurética como el café, el agua de limón le brindas más agua a tu cuerpo, lo que previene la deshidratación. Ayuda a eliminar las toxinas no deseadas más rápido de nuestro cuerpo, lo que mantiene en buena condicion las vías urinarias.

5. Mejora el sistema inmunológico. La vitamina C del limón combate las gripes y nos ayuda a absorber mejor el hierro en la sangre. El ácido ascorbico ayuda a curar más rápido heridas e inflamación. Lo mejor de todo es que el limón no contiene tanta azúcar como la naranja, entonces se puede tomar sin remordimientos. También nos brinda potasio, que ayuda la función nerviosa del cerebro y controla la presión sanguínea.

6. Aclara la piel.Sus antioxidantes y vitamina C brindan grandes beneficios a la piel. Previenen y disminuyen las arrugas y signos de la edad y los granitos. Tu piel estará más radiante que nunca.

7. Ayuda a perder peso. Como el limón no tiene tanta azúcar como una naranja, nos ayuda a sentirnos satisfechos y con más energía por más tiempo, sin ansiedad.

8. Equilibra los niveles de pH. Una de las razones principales de descontroles hormonales es el desequilibrio de pH, provocado por el exceso de consumo de alimentos ácidos como lácteos y carnes. Los limones son uno de los alimentos más alcalinos para nuestro cuerpo. Su acidez no tiene nada que ver con su efecto en nuestro cuerpo una vez que se absorbe. El resultado es un estado mucho más saludable.

9. Mejora la digestión. Con solo un vaso de agua tibia de limón por la mañana verás la diferencia en tu metabolismo. Esto estimula la actividad gastrointestinal, lo que nos beneficia en todos los sentidos.

10. Mejora el humor.Además de todos sus beneficios “técnicos”, la esencia de limón es un catalizador de humor y energía por sí sola. Ayuda a reducir la ansiedad y depresión, y nos mantiene tranquilos. Es la mejor solución si no eres tan morning person.